Escucha esta nota aquí

Niega que vaya a producirse alguna intervención. La canciller Karen Longaric, calificó la mañana de este jueves como un “absurdo” el anuncio del Gobierno de México de denunciar a Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia por el “asedio” a su embajada en La Paz y advirtió que las declaraciones de su par mexicano, Marcelo Ebrard, buscan confrontación o enemistad entre ambas naciones.

En entrevista con radio Erbol, la ministra de Relaciones Exteriores, dijo que al país no le preocupan las acciones que vaya a asumir la administración de Andrés Manuel López Obrador, enfatizando que el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez no incurrió en ningún delito.

Nos califican como un Gobierno de facto, no tiene ningún derecho a hacer esa calificación que va contra la voluntad del pueblo boliviano (…) Bolivia se encuentra muy tranquila, porque sabe que no incurrió en las irregularidades que denuncia la Cancillería mexicana”, acotó Longaric.

La autoridad reveló también que fue la representante diplomática de ese país en La Paz, María Teresa Mercado, quien, de forma verbal, solicitó que se refuerce la seguridad en instalaciones de la Embajada. “La embajadora me visitó en dos o tres oportunidades para solicitarme expresamente el refuerzo de la seguridad, pidiendo una mayor cantidad de efectivos”, contó.

Finalmente, Longaric aclaró que los vehículos de esa legación diplomática no constituyen espacios de asilo, por si se tratara de trasladar vía terrestre a las exautoridades del MAS, tal como sucedió con Róger Pinto (exsenador opositor al Gobierno de Evo Morales) en 2013.