Escucha esta nota aquí

La Cancillería de Bolivia enviará a su par de Argentina la respuesta que recibió del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), sobre los alcances que tiene un refugiado o asilado político, que debe cumplir restricciones específicas.

La titular del área, Karen Longaric, destacó que dicho pronunciamiento establece que “los refugiados no pueden realizar ningún tipo de actividad de carácter político que desestabilice al país de origen, en este caso, Bolivia”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores elevó la consulta ante el ente internacional por los pronunciamientos que eventualmente viene realizando el expresidente Evo Morales, que en algún momento incluso consideró que se deben crear “milicias armadas” en el país.

El comunicado:

“La Cancillería remitirá una copia de la nota de la ACNUR a conocimiento de la Cancillería de Argentina para que ellos tomen los recaudos correspondientes en vías de cumplir la normativa internacional y la recomendación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados”, acotó Longaric.

Consideró que “Argentina debería conminar a los refugiados que se encuentran en ese país a cumplir las normas y los principios del derecho internacional”, reiterando que “la concesión de refugio o asilo no debe amenazar la soberanía, independencia política, integridad territorial y unidad nacional, o destruir la estabilidad política, económica o social de otro Estado.

Comentarios