Escucha esta nota aquí

Bolivia es el segundo país de América Latina y el cuarto a escala mundial que más bosque ha perdido en 2019, según el último informe de Global Forest Watch, una plataforma de monitoreo de bosques en tiempo real.

Solo detrás de Brasil, la República Democrática del Congo e Indonesia, Bolivia superó con 80% su récord anterior, registrado el año 2016. Lo preocupante para los investigadores es que el 49% de la pérdida (290.499 hectáreas) corresponde a bosque primario. 

“Una de las mayores historias del informe, este año, es la pérdida masiva de bosque en Bolivia debido a los incendios catastróficos de 2019”, dijo a la BBC Frances Seymour, especialista en bosques del Instituto de Recursos Mundiales.

Los incendios fueron causados principalmente por la quema de bosques con fines agrícolas que alcanzaron su peor momento entre agosto y septiembre. En los últimos años, el Gobierno (de Evo Morales) aprobó medidas para promover la expansión de la agricultura, "incluyendo un relajamiento de las restricciones en la quema controlada, meses antes de los incendios de 2019", señala la BBC.

“No creo que sea una coincidencia que los incendios se produjeron luego de que el Gobierno relajara las restricciones a la quema de bosque para agricultura”, afirmó Seymour al mismo medio.

Los autores del informe destacan la pérdida por incendios en 2019 de cerca del 12% del bosque seco Chiquitano, el bosque seco tropical más grande del mundo, que se encuentra casi totalmente en Bolivia.

Cifras alarmantes

Según el informe, entre 2001 y  2019Bolivia perdió 5,68 millones de hectáreas  de cobertura arbórea, lo que equivale a una disminución del 8,8%  de la cobertura arbórea desde el año 2000.

En el periodo 2002 - 2019, Bolivia perdió 2,74  millones de hectáreas de bosque primario húmedo, lo que representa un 49% de su pérdida total de cobertura arbórea. El área total de bosque primario húmedo en Bolivia disminuyó en 6%.

Mira algunas gráficas:




A escala mundial

A nivel global, el informe señala que la pérdida de bosque primario en 2019 representa un aumento global del 2,8% respecto al año anterior. Y aunque fue menor que la de los años récord de 2016 y 2017, es la tercera peor tasa de pérdida en los últimos 20 años.

El año pasado se perdieron en los trópicos 11,9 millones de hectáreas de bosque en general, asegura el informe, elaborado en base a datos satelitales analizados por la Universidad de Maryland. Cerca de una tercera parte de esa pérdida, 3,8 millones de hectáreas, correspondió a bosques primarios.

La importancia de los bosques primarios

Su pérdida causa daños irreversibles porque son bosques que, al no haber tenido intervención humana, son ricos en biodiversidad y tienen más capacidad de absorción de CO2.

La flora y la fauna que están adaptadas a los bosques primarios no pueden vivir en otros ecosistemas.

Adicionalmente, el daño que generan al quemarse este tipo de bosques es bastante alto. La pérdida de bosque primario de 2019 está asociada a un aumento en dióxido de carbono equivalente a las emisiones de 400 millones de autos en el mismo periodo.