Escucha esta nota aquí

En representación de Bolivia, la Procuraduría General del Estado (PGE) exigió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que se retracte y pida disculpas públicas por el apoyo que dio a un mensaje “sedicioso y de confrontación” del expresidente Evo Morales.

El perfil en Twitter del organismo internacional dio me gusta a un comentario del líder cocalero, en el que se menciona la “escasez” y el “abandono” que supuestamente viven los bolivianos, que deben hacer filas para comprar alimento, medicamentos y, ahora, gas licuado de petróleo.

Desde su cuenta oficial, la CIDH validó el tuit, expresando con ello su respaldo a las expresiones de Morales. Por eso, la Procuraduría considera que esa instancia no cumple los principios fundamentales de la OEA, en especial el principio de no intervención o injerencia en asuntos internos de los países miembros, y puso en evidencia su parcialidad y sesgo político.

El tuit del expresidente:

“Mediante la presente la Procuraduría General del Estado (PGE) una vez más rechaza enérgicamente la politización y la militancia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al ofrecer su apoyo a través de su cuenta oficial Twitter a la publicación del expresidente y prófugo de la justicia boliviana, Evo Morales Ayma, quien el día 28 de julio a las 8:00 emitió por la misma red social una opinión política sediciosa y dirigida a la confrontación entre bolivianos y bolivianas como parte de su campaña dirigida a la desinformación y desestabilización del país”, refiere parte de la misiva de denuncia enviada a la CIDH.

La instancia estatal “exige una satisfacción moral de la Comisión IDH mediante la retractación de su apoyo a la campaña de desprestigio del autócrata Evo Morales a través de sus tuits y se disculpe de forma pública por tal atropello a la soberanía del pueblo y del Estado bolivianos”.