Escucha esta nota aquí

La presencia del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, ahuyentó la participación, mañana miércoles, de las tres autoridades bolivianas que debían concurrir la segunda jornada de la Décima Primera Reunión de Ministros de Justicia u otros Ministros, Procuradores o Fiscales Generales de las Américas (REMJA-XI), que se realiza en Ecuador.


“El señor Luis Almagro tiene cuentas en mi país, esto es grave para nosotros, no vamos a participar de ningún evento en que él pueda estar presente. Es una posición firme y oficial del gobierno de Bolivia que debo trasmitirles”, declaró el ministro de Justicia, Iván Lima, a través de una nota de prensa.


El gobierno boliviano acusó abiertamente a Almagro de ser uno de los autores del supuesto golpe de estado que difunde el Gobierno. Hace poco se conoció que el nuevo embajador de Bolivia ante la OEA será el exministro, Héctor Arce, cuya misión principal será denunciar qué papel jugó esa organización en Bolivia durante los conflictos de 2019, según los legisladores del MAS.


Las principales autoridades de la Procuraduría del Estado y de la Fiscalía General también hicieron conocer que no serán parte de esta segunda jornada que reúne a las autoridades de estas entidades de los estados aglutinados en torno a la OEA.


La Fiscalía General del Estado de Ecuador es la anfitriona del evento en el que participan autoridades en políticas de justicia de la región. “La reunión será presidida por la fiscal general de Ecuador, Diana Salazar Méndez, y contará con la participación del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, en la sesión de apertura, además de representantes gubernamentales y de la sociedad civil”, señala una nota de prensa de esa entidad ecuatoriana.


También afirma que, debido a las limitaciones de movilidad y medidas de bioseguridad, el encuentro se desarrollará de forma virtual, los días martes 18 y miércoles 19 de mayo, y es transmitido por los canales digitales de la OEA.


En la REMJA-XI se analizarán las formas de superar los problemas generados en los sistemas de justicia debido a la pandemia por Covid-19 y la necesidad de la cooperación jurídica internacional para la adopción de nuevas tecnologías para enfrentar desafíos presentes y futuros, señala el boletín de la Fiscalía de Ecuador.



Comentarios