Escucha esta nota aquí

El canciller Rogelio Mayta, durante su participación en la segunda reunión preparatoria para la XXVII Cumbre Iberoamericana, a realizarse en Andorra el 21 de abril, planteó la liberación de las patentes de las vacunas para que todas las farmacéuticas que estén en capacidad de producirlas lo hagan.

“Creemos que las patentes de las vacunas deberían liberarse excepcionalmente y por una vía expedita para que todas las farmacéuticas que estén en capacidad de producirlas lo hagan, para que ésta ya no escasee y se pueda inmunizar al 70% de la población mundial en el corto plazo y de manera oportuna”, dijo en su intervención según un boletín de prensa.

Recordó que los Estados en algún momento expresaron su disposición a compartir su conocimiento sobre las dosis y que ahora es el momento para hacerlo. Además, exhortó a los países que cuentan con más vacunas de las que necesitan, distribuirlas equitativamente priorizando a los países con mayor necesidad que no las pudieron adquirir.

En la reunión preparatoria, Bolivia también trazó una iniciativa que busca el acceso a la inmunización contra el Covid-19 para todos los países del mundo.

“Todas estas medidas no tendrán el impacto que buscamos si no se supera antes la pandemia misma, y eso solo se lograría, según los datos científicos, cuando el 70% de la población mundial esté vacunada”, expresó Mayta.

El titular de Relaciones Exteriores, explicó que la pandemia provocó una crisis sanitaria global seguida de una crisis económica y que, para resolver la problemática económica, Bolivia propone un programa de alivio de la deuda.

“Cada día que pasa, los enfermos y muertos de la pandemia suman, mientras las economías de los países se contraen y el mundo se hace menos justo y equitativo de lo que ya era. Los expertos dicen que al ritmo de vacunación que vamos es posible que se vacune a buena parte de la población recién el 2022”, expresó el Canciller ante sus pares de Iberoamérica.



Comentarios