Escucha esta nota aquí

Este viernes 06 de noviembre, Bolivia contabilizó un total de 142.343 contagios de coronavirus confirmados. En la presente jornada, se sumaron 142 nuevos infectados en los nueve departamentos del país y 13 decesos. Las cifras de contagios parecen ir en escalada ascendente en los últimos días. El 2 de noviembre se habían registrado 34 casos. Desde ahí, fue aumentando hasta ahora.

El reporte de la presente jornada lo dio a conocer el jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, quien se despidió del cargo.

Los nuevos infectados se registraron en Santa Cruz con 50 casos, Tarija (27), Potosí (15), Chuquisaca (14), La Paz (13), Oruro (11), Beni (6), Cochabamba (3) y tres en Pando.

El reporte detalla que hubo 13 decesos por Covid-19. De estos fallecidos, cinco en Cochabamba, dos en La Paz, dos en Oruro, uno en Santa Cruz, uno en Tarija, uno en Potosí y uno en Chuquisaca. En todo el país, el número total de víctimas mortales por la pandemia, es de 8.781 desde el primer deceso.

En cifras globales, el departamento de Santa Cruz suma hasta ahora, 44.185 personas contagiadas. Luego está La Paz con 35.061; Tarija con 16.326, Cochabamba con 14.014; Potosí 9.157, Chuquisaca con 7.869; Beni con 7.311; Oruro 6.039; y Pando reporta en total, 2.381 confirmados.

Entre los pacientes contagiados, 113.899 se recuperaron y recibieron su alta médica por lo que hay 19.663 casos activos en el país. El reporte oficial epidemiológico contabilizó también 194.358 pruebas que fueron descartadas en laboratorio y se espera el resultado de otros 1.305 casos sospechosos.

Tasa de recuperación

En cuanto a la tasa de recuperación, Virgilio Prieto señaló que el país está ascendiendo cada vez más en este valor. La media mundial es de 67 y la del país se encuentra en 79 personas recuperadas por cada 100.

“Estamos mucho mejor que los países vecinos, pero amerita que hagamos un esfuerzo mayor del que nuestra población ha hecho sacrificándose, del que han hecho policías, militares, periodistas, personal de salud. No es una situación desastrosa, pero nos pone en peligro el comportamiento de la población”, advirtió la autoridad sanitaria, en su último informe oficial que da, tras cumplir con la gestión de la ministra de Salud Eidy Roca y de la Presidenta transitoria Jeanine Áñez.