Escucha esta nota aquí

El Gobierno nacional dispuso este martes que se restrinjan los vuelos provenientes de Europa desde el 25 de diciembre hasta el 8 de enero, con la finalidad de evitar que ingresen al país pasajeros que puedan portar la nueva cepa del Covid-19, detectada en Reino Unido, que es mucho más contagiosa.

La decisión fue comunicada por el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, quien anticipó, además, una serie de medidas que reforzarán los protocolos de bioseguridad en terminales aéreas del territorio nacional.

“Por la circulación de la nueva cepa que estaría concentrada en Inglaterra, se ha tomado la decisión de reforzar las medidas y los protocolos para los pasajeros provenientes de Europa, todos serán sometidos a pruebas de laboratorio, PCR y de hisopado, para detectar a quienes porten la enfermedad, además deben presentar antes de abordar el vuelo una prueba PCR negativa y se hará el seguimiento de los casos”, dijo.

Explicó que no existen conexiones directas entre Gran Bretaña, donde se detectó la nueva cepa, y Bolivia, pero admitió que la mayor cantidad de pasajeros del continente europeo ingresan al país en conexiones con Madrid, España.

La conferencia de prensa:


De acuerdo con informes internacionales, los gobiernos de Uruguay, Paraguay, Perú, Argentina, Chile y Colombia decidieron suspender los vuelos hacia y desde Inglaterra como una medida preventiva para evitar el ingreso de esta nueva cepa, que es considerada peligrosa.

El director Nacional de Epidemiología, René Barrientos, dijo en las últimas horas que, por lo pronto, no hay evidencia de este surgimiento porque aún no se hizo la caracterización de la secuenciación genómica.

Comentarios