Escucha esta nota aquí

Este viernes 18 de septiembre, Bolivia contabilizó un total de 130.051 contagios de coronavirus confirmados. En la presente jornada, se sumaron 632 nuevos infectados en los nueve departamentos del país, según el reporte epidemiológico del Ministerio de Salud.

Los nuevos infectados fueron registrados en Tarija, con 280 casos; Potosí (113), Chuquisaca (87), Cochabamba (50), Santa Cruz (36), La Paz (33), Oruro (22), Beni (10) y uno en Pando, según la información que fue dada a conocer este viernes.

El reporte detalla que se contabilizaron 39 decesos este 18 de septiembre, por Covid-19. De los cuales, 19 fueron en Santa Cruz, seis en Cochabamba, cuatro en La Paz, tres en Chuquisaca, tres en Tarija, dos en Oruro, uno en Potosí y uno en Beni. En todo el país, el número total de víctimas mortales por la pandemia, es de 7.550 desde el primer deceso.

En cifras globales, el departamento de Santa Cruz suma hasta ahora, 42.100 personas contagiadas. Luego está La Paz con 33.875; Cochabamba con 13.378; Tarija, 11.547; Potosí con 7.653, Beni con 7.017 casos; Chuquisaca con 6.605; Oruro 5.515; y Pando reporta en total, 2.361 confirmados.

Entre los pacientes contagiados, 88.457 se recuperaron y recibieron su alta médica por lo que hay 34.044 casos activos en el país. El reporte oficial epidemiológico contabilizó también 152.090 pruebas que fueron descartadas en laboratorio y se espera el resultado de otros 3.115 casos sospechosos.

Segunda ola

El director Nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto se dirigió la noche de este viernes a la población, advirtiendo de una posible “segunda ola” de la pandemia, si no se mantienen las medidas de bioseguridad.

“La ocurrencia de casos con un descenso bastante significativo, nos hacen ver que estaríamos llegando al fin de la meseta y el inicio de la desescalada de casos. Pese a todo, advertimos una situación muy irregular de parte de la gente. No se está cortando la transmisión activa de la población. Invitamos a todos a cumplir las medidas de restricción para evitar un rebrote o una escalada que nos podría llevar a una segunda ola”, dijo la autoridad.