Escucha esta nota aquí

La vacunación contra el Covid-19 se aplicará en el país en el primer trimestre de 2021. Así lo adelantó el jueves el presidente Luis Arce durante su participación en la 31.° sesión extraordinaria de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU)en respuesta a la pandemia de la enfermedad del coronavirus.

“En el marco de la respuesta a la pandemia y prevención de un rebrote, estamos realizando los mayores esfuerzos para adquirir vacunas seguras y eficaces, que sean suministradas de manera gratuita para al menos tres millones de bolivianos, entre los que se encuentran grupos vulnerables y trabajadores de salud. Nuestro objetivo es poder alcanzar esta meta para el primer trimestre de 2021”, sostuvo.

Esta intención también fue adelantada por el ministro de Salud, Édgar Pozo, que aseguró que Bolivia no está rezagada en el proceso de adquisición de la vacuna contra el Covid-19 y ratificó que la misma será suministrada de forma gratuita.

Pozo hizo conocer que el Ministerio de Salud mantiene intensas reuniones con embajadores y representantes de organismos internacionales para acceder a la vacuna anticovid que se desarrolla en diferentes laboratorios del mundo.

“Estamos en plenas gestiones con diferentes embajadas y representantes de organismos internacionales para acceder a la vacuna”, señaló el ministro.

Precisó que han tenido acercamientos con Alemania, China, Rusia, Estados Unidos y con el Mecanismo de Acceso Mundial a la Vacuna (Covax) para obtener las dosis. A través de este mecanismo, el Gobierno pretende conseguir la vacuna con la cooperación y financiamiento internacional, aunque también está tocando puertas para compras directas.

La autoridad garantizó la gratuidad para los ciudadanos e insistió en que el Estado se hará cargo del financiamiento a través de recursos propios o de la cooperación internacional.

El ministro indicó que las negociaciones aún se mantienen, porque aguardan que los laboratorios concluyan la Fase III de ensayo, que garantiza la eficacia.

Para la autoridad, la calidad, el precio y la oportunidad de entrega son los parámetros a tomarse en cuenta para definir cuál es la vacuna que adquirirá Bolivia para proteger en primera instancia a grupos vulnerables de la población y a los trabajadores de salud.

Las diferentes empresas tienen similares características de protección, unas un poco más que otras y lo aconsejable es tener una sola (…), si empezamos en querer optar por dos o tres vamos a entrar en dificultades de orden operativo”, agregó Pozo.

La idea es que como país tenemos que comprar la vacuna con recursos propios o con recursos de la cooperación para que llegue gratuita a la población”, dijo.

Por su parte, el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, explicó que Bolivia está entre los diez países que recibirán las vacunas del Covax de forma gratuita. Este mecanismo fue creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar el acceso equitativo de vacunas a todos los países del mundo, a través de un fondo rotatorio.

Además de Bolivia, los otros países beneficiados con dosis gratuitas son Dominica, El Salvador, Granada, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas.

 La competencia

En la carrera por la vacuna, Reino Unido se convirtió en el primer país del mundo en aprobar la vacuna contra el coronavirus de Pfizer/BioNTech, allanando el camino para la vacunación masiva.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés) dice que la vacuna -que ofrece un 95% de protección contra el Covid-19- es segura.

Las primeras 800.000 dosis estarán disponibles en dicho país a partir de la próxima semana, informó el ministro de Salud británico, Matt Hancock, y se dará prioridad a las personas mayores, a aquellos en residencias de ancianos y al personal sanitario.

Por otro lado, en Estados Unidos, Pfizer/BioNTech espera la aprobación en breve de las autoridades que el lunes prevén dar luz verde a la vacuna de la competidora Moderna (también de EEUU).

Si ambas son autorizadas, podrían estar ya disponibles este mes en el país del norte, que es el que registra el mayor número de fallecidos en la pandemia con más de 270.000 muertes.

Por otro lado, México podría ser el primer país de la región en vacunar a su población porque ya firmó contrato con Pfizer.


Comentarios