Escucha esta nota aquí

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, criticó este martes la detención de la expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez. Considera “irrazonable” que se la pueda acusar de haber perpetrado un “golpe de Estado”.

El pronunciamiento del mandatario de la vecina nación tuvo lugar durante una reunión del ProSul (Foro para el Progreso de América del Sur), donde instó a que se mantenga el estado de derecho en territorio nacional.

“Nos preocupan los hechos que se están produciendo en Bolivia, nuestro vecino y hermano país, donde se encuentra detenida la expresidenta Jeanine Áñez y otras autoridades, por participación en un golpe de Estado, lo que parece totalmente irrazonable”, dijo el jefe de Estado durante su intervención.

El pronunciamiento:

  Áñez, junto a dos de sus exministros, Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, fueron capturados entre el viernes y sábado, en Trinidad (Beni), y ahora cumplen detención preventiva en las cárceles de San Pedro y Obrajes de La Paz.

Bolsonaro recordó que la defensa y promoción de la democracia “es uno de los principios básicos de Prosul”, grupo formado por países sudamericanos (Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Guyana).

“Esperamos que Bolivia mantenga el estado de derecho y la convivencia democrática en plena vigencia”, acotó el presidente brasileño, que fue uno de los que en su momento reconoció la sucesión constitucional de Áñez en Bolivia.

El pronunciamiento se suma a otros que emergieron desde Estados Unidos (EEUU), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE) y la Organización de Naciones Unidas (ONU), que solicita el respeto al debido proceso y transparencia en las investigaciones hacia exautoridades.

Comentarios