Escucha esta nota aquí

Humberto Aillon - Cochabamba

Cerca de 80 bomberos y 350 soldados llegaron hasta Cochabamba, para coadyuvar con tareas de rescate, así como la limpieza de las calles y avenidas de Tiquipaya que han quedado anegadas por la mazamorra con lodo y piedras que llegó el pasado viernes a este municipio. Existe temor por las lluvias pronosticadas para las próximas horas.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo detalló que llegaron hasta Tiquipaya 80 bomberos de La Paz y Oruro especializados en tareas rescate. A ellos se suman 350 soldados que ya se encuentran en este municipio y en las próximas horas llegará otro contingente con 300 militares más que colaborarán con los trabajos para restablecer los servicios en Tiquipaya. 

En contacto con los medios, el ministro de Defensa, Fernando López, informó que se han instalado dos centros donde las familias damnificadas han sido resguardadas. Además, existe un refugio para las mascotas. 

Esperemos que no llueva, esa es nuestra mayor preocupación. Estamos tratando de rehabilitar la provisión de agua; sin embargo, es un trabajo arduo”, agregó López.

Desde la Gobernación cochabambina se informó que el trabajo realizado con maquinaria pesada ha permitido la canalización del río Taquiña, de manera que las aguas han vuelto a su cauce natural. 

Estamos entregando palas, azadones y otras herramientas a los vecinos para que puedan colaborar con las tareas de limpieza”, explicó Roberto Mamani, asesor general de la Gobernación. 

Hasta ayer se había reportado que producto del desborde del río Taquiña al menos 95 familias habían sido evacuadas a albergues temporales.