El presidente Arce agradece las expresiones de solidaridad y dice que el peligro de acortar su mandato, por la vía que fuese, “no ha desaparecido”

8 de julio de 2024, 11:45 AM
8 de julio de 2024, 11:45 AM

La Cumbre de los Jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur), que se realiza este lunes en Paraguay, también fue escenario para volver a hablar del asalto militar ocurrido en Bolivia el 26 de junio.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que, “hace menos de 15 días, un miembro de nuestro bloque sufrió un intento de golpe de Estado”.

Sin embargo, “la democracia prevaleció gracias a la firmeza del gobierno boliviano, por la movilización de su gente y el rechazo de la comunidad internacional; el Mercosur se mantuvo unido una vez más en defensa del estado de derecho (…)”, afirmó.

Aseguró que la reacción unánime del 26 de junio en Bolivia es una “muestra de que no hay atajos para la democracia” en la región. 

“Pero, hay que permanecer vigilantes, falsos demócratas intentan socavar las instituciones y poner al servicio de intereses reaccionarios”, alertó.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, también dijo que no quiere dejar pasar esta instancia internacional sin solidarizarse con su colega boliviano, Luis Arce.

Sobre “la alteración del orden institucional, no importa contra quién sea si es electo democráticamente, no podemos tener visiones sesgadas según ese gobierno sea más o menos afín a nuestro pensamiento, si la valoración de la democracia es subjetiva, ya no está él (o ella), y por eso, ante el levantamiento y ante la amenaza, Uruguay no puede hacer otra cosa que solidarizarse, en este caso, con Bolivia”, insistió.

Arce agradeció las expresiones de solidaridad “de la mayor parte de los países de la región (…) ante el intento de un golpe de Estado militar”.

No obstante, “el peligro de acortar mi mandato, por la vía que fuese, no ha desaparecido, como tampoco ha retrocedido un milímetro la firmeza de nuestro pueblo y su gobierno para defender la democracia y la revolución democrática y cultural”, sostuvo el mandatario boliviano.

“En este sentido quiero expresar mi más profundo agradecimiento a los países de Mercosur que se manifestaron frente al golpe de Estado y a la comunidad internacional por su apoyo inquebrantable en esos tiempos difíciles. Su solidaridad fue fundamental para mantener y evitar la ruptura del orden constitucional, lamentamos declaraciones infundadas y poco serias sobre un supuesto autogolpe cuando, lamentablemente, se trataba claramente de un clásico golpe de Estado”, continuó.

Arce aseguró que ese “golpe” no solo tenía la participación de militares, sino también de exmilitares que participaron “del golpe de Estado de 2019” y de personas civiles que están siendo investigadas.

Uno de los personajes internacionales que se sumó a la versión de “autogolpe” fue el presidente de Argentina, Javier Milei, quien no participó de la reunión de Mercosur.