Escucha esta nota aquí

Un masivo cabildo realizado pasado el mediodía de este viernes, donde participaron varios sectores vecinales, campesinos e indígenas del departamento de La Paz, resolvió desconocer a la Central Obrera Boliviana (COB) y al Pacto de Unidad.

En la Ceja de El Alto, el cabildo determinó continuar con los bloqueos de caminos exigiendo la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez.

“Se determina seguir con las medidas de presión, hasta que se vayan del Palacio de Gobierno. Vamos a seguir hasta las últimas consecuencias. La COB y el Pacto de Unidad, a partir de hoy ya no nos representan. Exigimos que abandonen ahora mismo el Palacio (de gobierno), caso contrario, tomaremos el Palacio y todas las instituciones públicas”, se escuchó decir a los oradores.

En horas de la mañana de este viernes, el secretario ejecutivo del ente obrero, Juan Carlos Huarachi, anunció el cuarto intermedio en el conflicto a nivel nacional hasta el 18 de octubre, con el objetivo de pacificar y evitar enfrentamientos con muertos, según mencionaron.

“Pero la lucha no termina, porque estamos seguros que después del 18 de octubre,
(el Gobierno) no va a querer hacer la transmisión de mando. Estamos viendo una realidad, muy consciente de lo que vive el país”, declaró en La Paz.

Resoluciones

En el cabildo también se criticó al Gobierno de Áñez, por haberlos dejado sin los derechos fundamentales a la salud, educación, economía y sin elecciones generales.

Solicitaron a la Asamblea Legislativa cumplir con el mandato sobre la Ley del Arraigo para evitar que las actuales autoridades salgan del país y se queden sin rendir cuentas. También pidieron “juicio de responsabilidades" para el Gobierno de Jeanine Áñez, "por todos los atentados contra el pueblo".

También pidieron a la Asamblea, la aprobación de la Ley de Garantías para todos los dirigentes departamentales, provinciales, distritales, nacionales y de todas las organizaciones sociales del Estado boliviano.