Escucha esta nota aquí

La Cámara Departamental de Exportadores de Santa Cruz (Cadex) califica de positiva la reanudación de operaciones del ferrocarril Arica–La Paz, después de 16 años, y considera que se trata de una buena iniciativa para incrementar la competitividad y la complementariedad del comercio externo boliviano.

“Es muy importante contar con la mayor cantidad de alternativas logísticas que mejoren el servicio a la carga boliviana, por lo que retomar un servicio descontinuado desde 2005 marca un hito importante para la integración de Bolivia con el mundo”, manifiesta en un comunicado.

La institución también expresa su preocupación por la actitud asumida por los transportistas carreteros, que amenazan con bloquear el ferrocarril y están llevando a cabo medidas más radicales.

“Ambos modos de transporte, tanto ferroviario como carretero son complementarios y la carga de comercio exterior del país va a continuar utilizando los camiones para acceder a los puertos del océano pacífico y del atlántico, por lo que el transporte carretero continuará con su trabajo”, añade.

Los exportadores recuerdan que esta primera carga es una prueba piloto y dejan establecido que ninguna empresa industrial exportadora del complejo soyero ha generado un compromiso de largo plazo con la empresa Ferroviaria Andina S.A.

“En tal sentido, el sector oleaginoso no movilizará la carga por este modo hasta no tener un diálogo con todos los sectores involucrados”, indican.

Los transportistas pesados afirman que, en la actualidad, hay, al menos, 200 camiones sin carga y sin trabajo en el transporte internacional desde el puerto chileno. 

Sus representantes exigen una reunión con el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, para que les explique por qué se aceptó que operadores chilenos reactiven operaciones vía férrea.

Comentarios