Escucha esta nota aquí

Un supuesto funcionario del municipio de Santa Cruz de la Sierra y otras dos personas que serían sus cómplices fueron capturados este martes en la capital cruceña acusados de vender carnets de vacunas de Covid-19 sin que la persona haya recibido el inmunizante, es decir, falsificaban los certificados para venderlos a quienes no querían recibir la dosis contra el coronavirus.


“Informamos a la población boliviana sobre la aprehensión de tres sujetos en Santa Cruz: Miguel Maturana, Maicol Sosa y Carlos Céspedes, quienes registraban a personas como vacunadas sin contar con la vacuna, cobrando para ello Bs 300 mediante el uso de banca móvil”, publicó la noche de este miércoles el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, al confirmar el operativo policial.


El carnet de vacuna anticovid no tiene costo, se puede descargar a través de una aplicación del Gobierno, pero, en este caso, los delincuentes ofrecían al interesado colocar su nombre en el banco de datos de los pacientes que recibieron la vacuna a cambio de Bs 300 por cada una de las dosis que corresponden al esquema de vacunación que establece el sistema de salud.


El viceministro de Derechos del Usuario y del Consumidor, Jorge Silva, informó que el  Ministerio de Justicia se apersonará en el proceso y propondrá el juicio contra los acusados, más aún si se trata de funcionarios municipales, según precisó Silva.


“Nosotros nos apersonaremos con la denuncia por los delitos de atentado contra la salud y falsificación de documentos públicos”, dijo a tiempo de confirmar que hay dos personas detenidas por ese caso y se investiga si la banda tenía ramificaciones en otras regiones del país.


El 1 de enero entraron en vigencia los decretos 4640 y 4641 que obligan a los ciudadanos a portar sus carnets de vacuna Covid-19 o caso contrario una prueba PCR para acceder a servicios dentro el Estado. 


Según el reporte, las personas que recurrieron a estos estafadores son aquellas que se resisten a la vacuna, pero que de igual manera requieren el documento para sus trámites, tomando en cuenta la obligatoriedad de presentar el carnet o prueba PCR.


“No permitiremos este tipo de accionar delincuencial en nuestro país, el cual no solo significa falsificar documentación sino también atenta contra la salud pública”, sostuvo el ministro del Castillo en redes sociales.


Comentarios