Escucha esta nota aquí

La destitución de Nelson Cox como viceministro de Régimen Interior empezó a crear fricciones entre el Gobierno y las organizaciones sociales que lo respaldan. La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) salió a defender públicamente a la ex autoridad y culpó al ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo de urdir su destitución.


Tenemos entendido que militantes de ‘Columna sur’ han iniciado esta campaña en contra del viceministro, es decir, que el mismo personal del ministerio de Gobierno ha sacado a la luz el memorándum. Y lo ha hecho después que nosotros hemos censurado a este ministro en la reunión del anterior jueves con el presidente (Luis Arce) y el vicepresidente (David Choquehuanca)” dijo el Secretario de Relaciones Internacionales de la Csutcb, Omar Ramírez.


Nelson Cox fue destituido del cargo de viceministro de Régimen Interior este lunes, cinco días después de que trascendiera que contrató como asesor jurídico a Augusto Villarroel, quien era abogado de la familia del exministro Arturo Murillo.


Para la Csutcb, el responsable es Del Castillo, según Ramírez, porque es quien firma el memorándum de designación de cualquier funcionario público. 


“El señor ministro quiere lavarse las manos, él podía verificar a quién se está designando para trabajar, es su responsabilidad y no ser como Pilatos, lavarse las manos”, graficó Ramírez.


Esta posición contrasta con la de los legisladores del MAS, quienes se declararon sorprendidos con la noticia de tener a un excolaborador de Murillo como abogado en el Ministerio de Gobierno.


“El pueblo sabe quiénes siguen trabajando desde el 'régimen' de (Jeanine) Áñez. Este tema ya fue hablado por nuestras organizaciones sociales con los diferentes ministros y viceministros, pero algunas autoridades no han hecho caso. Entonces creo que esta es la muestra clara de cómo están los golpistas”, declaró el diputado Andrés Flores (MAS).

Comentarios