Escucha esta nota aquí

El Gobierno boliviano recibió un primer lote de 170 respiradores de emergencia de la marca española GPA Innova para atender la pandemia de coronavirus, compra que ahora está bajo la lupa por un posible sobreprecio.

La presidenta Jeanine Áñez se comprometió en impulsar los esfuerzos para aplicar "todo el peso de la ley" en contra de quienes fueran responsables de este delito. El gobierno de Bolivia pagó 28.000 dólares por respiradores que el fabricante vende en 8.000 dólares.

Áñez instruyó que en la investigación, que ya fue iniciada por el Ministerio Público, se “llegue hasta el fondo, caiga quien caiga”

En entrevista a Radio Fides, Pau Sarsanedas, director general de GPA Innova, dijo desconocer cuántos intermediarios hubo en la compra y que además, hubo errores al momento de la solicitud.

Detalló que el respirador básico -modelo adquirido por Bolivia- tiene el precio de 6.000 euros (6.567 dólares) y que los accesorios suman dos mil euros más, cifra que es equivalente a 8.756 dólares.

Este martes se dio la detención del encargado de adquisiciones del Ministerio de Salud que antes se desempeñó como asesor jurídico de la militante del Movimiento Al Socialismo (MAS) en la Cámara de Diputados y era muy cercano a la exministra de Salud, Gabriela Montaño, hoy refugiada en Argentina.

Equipamiento

La mandataria aclaró que este hecho no frenará el avance en la lucha para contener el Covid-19 y que el hecho denunciado y se continuará con el equipamiento a los hospitales pero que "haremos que cada compra sea revisada detalle a detalle por el público en las redes”.

Comentarios