Escucha esta nota aquí

"Si usted se muestra genuflexa y sometida al MAS y no cumple su misión constitucional de dar seguridad a los bolivianos, y no ordena el levantamiento de los bloqueos y la liberación de los secuestrados, le anuncio que me veré obligado a convocar al pueblo para rechazar la violencia masista y cuidar la democracia y la vida de los bolivianos", señala parte de la carta del candidato presidencial de Creemos, Luis Fernando Camacho, publicada en sus redes sociales.

El excívico cruceño lamenta que los sectores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) generen violencia y muertes como consecuencia de los bloqueos que se realizan en diversas vías terrestres del país.

El mensaje de Camacho, publicado luego de que concluyera el diálogo nacional convocado por la presidenta Jeanine Áñez, indica que "el masismo criminal sigue generando violencia y muertes. Suman a decenas los bolivianos muertos por falta de oxígeno, hay ciudadanos secuestrados y torturados en manos del MAS, ha sido golpeado y arrastrado un sacerdote, las ambulancias no pasan y los enfermos mueren en las carreteras".

La primera mandataria había convocado a los candidatos a la Presidencia de Bolivia a dialogar hoy en Palacio de Gobierno para encontrar una salida a los conflictos que mantienen bloqueadas las carreteras de seis regiones del país. Sin embargo, Camacho, al igual que Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana) y Jorge Tuto Quiroga de alianza Libre 21 declinaron la invitación.

El sábado en la noche, el expresidente del Comité pro Santa Cruz, descartó su participación, especialmente, porque rechazó sentarse en la misma mesa, junto con representantes del MAS, a quienes culpa de los bloqueos de caminos que ya han provocado la muerte de muchas personas, por la falta de oxígeno que no llegan a los hospitales.

“¿Cómo se le puede ocurrir llamar a un diálogo nacional con el MAS incluido, para pedirle que deje pasar el oxígeno a la gente? La violencia de los bloqueos masistas es un crimen contra las personas, sancionada por las leyes y la Constitución. Y al criminal se le aplica la ley, no se lo llama un diálogo. Usted Presidenta, debería instruir el levantamiento urgente del bloqueo y el abastecimiento del oxígeno de todos los hospitales de La Paz. De no hacerlo, estaría cometiendo una gravísima falta a su deber constitucional como Presidenta”, sostuvo.