Escucha esta nota aquí

En el interior de la alianza Creemos hay euforia y no dan la contienda electoral por perdida. Aunque ya no hay cartas por jugarse, el líder de esta fuerza política, Luis Fernando Camacho, manifestó que se debe esperar con calma, fe y esperanza los resultados del cómputo oficial del Órgano Electoral.

Para Creemos nada está dicho y una vez que finalice el cómputo emitirán una posición respecto al resultado, según Camacho, aunque el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dé señales de incertidumbre y preocupación ante la evidente lentitud de la exposición de resultados del cómputo oficial. "Aún queda terminar lo que empezamos", reflejó el candidato en conferencia de prensa.

"Nosotros aprendimos a luchar y declinar antes sería una respuesta cobarde, acá no hay cobardes", expresó Camacho

El candidato agradeció el apoyo del departamento cruceño y de Bolivia. Además, expuso que Santa Cruz demostró ser el bastión de la democracia en las elecciones y que desde esta jurisdicción se han elegido grandes hombres como parlamentarios y eso será bien representado y no se van a negociar los principios, valores y sueños de sus votantes.

"Santa Cruz ha demostrado tener la dignidad, decencia, principios y valor de votar por convicción. Por primera vez Santa Cruz tendrá representación digna en la bancada", expuso Camacho, a tiempo de felicitar al pueblo boliviano por haber acudido a las urnas pese a la pandemia del Covid-19.

Por otro lado, otro que se refirió al tema fue el candidato a diputado de la circunscripción 45 de Creemos, José Carlos Gutiérrez, al exponer que las estadísticas de los resultados no oficiales (Jubileo y Cies-Mori) no reflejaban absolutamente nada porque son resultados de boca de urna y el porcentaje de la muestra es demasiado bajo (por debajo del 15% de mesas).

En este sentido, Gutiérrez consideró que la población no debe adelantarse o tener temor por la anunciada vuelta del masismo al poder, pero a estas alturas el binomio Luis Arce-David Choquehuanca ya se declaró ganador y el cómputo oficial del Órgano Electoral avanza y ya refleja el adelanto del MAS.

Entretanto, Henry Montero, candidato a senador por Creemos, declaró a EL DEBER que ven con optimismo el futuro inmediato y que no se quieren dar por vencidos en la lucha de las 'pititas', pero en cuanto al retraso de la presentación de resultados resaltó que ha habido un retroceso en materia electoral.

"Hace 10 años se hacía el conteo a boca de urna y hoy se validan encuestas de otros frentes. Es un retroceso que hace que no se vea transparencia en el proceso electoral. Hay que tener prudencia y por eso vamos a continuar esperando los resultados oficiales", manifestó Montero.

Hostilidad a equipo de prensa

Previo a la conferencia de Camacho, simpatizantes de Creemos expresaron su rechazo a la presencia del equipo de Unitel, medio de comunicación que reflejó una proyección de los resultados de las elecciones (el de Cies-Mori), cuyos resultados relegaron a la alianza de Camacho al tercer lugar.

A la voz de "vendidos" y con amenazas de agresión, el equipo de prensa de esta red televisiva tuvo que retirarse del lugar, pero gracias a los efectivos de seguridad de Creemos pudieron ingresar a la conferencia. La situación causó malestar entre otros periodistas presentes.

Comentarios