Escucha esta nota aquí

El líder de la agrupación Creemos, Luis Fernando Camacho, confirmó que tiene tres procesos en su contra, pero que todavía no ha sido notificado para presentarse a declarar. Además de la querella presentada en su contra por la exdiputada Lidia Patty (terrorismo, sedición y conspiración), tiene un segundo proceso abierto por el exministro Carlos Romero, en Cochabamba, y una tercera acusación, que es la ampliación de la causa por sedición.

El ex líder cívico considera que estos procesos responden a la "agenda del MAS, de la persecución que viene dándose desde hace mucho tiempo. Además, reitera que "no nos vamos a ir, porque  no debemos nada". Camacho aseguró estar acostumbrado a que el MAS utilice estos mecanismos (persecución), por lo que dice que asumirá su defensa como corresponde.

Hasta el momento, Camacho no ha revelado si se presentará como candidato a gobernador de Santa Cruz o si peleará la Alcaldía cruceña. Los últimos días ha estado en diversas provincias cruceñas visitando municipios.

Ante las próximas elecciones, el líder de Creemos sostiene que se deben buscar las alianzas por el bien de la región, tal y como propuso el Comité pro Santa Cruz. Aguardará hasta la segunda semana del mes "para dar la certidumbre a la población y generar una unidad para garantizar los municipios y la gobernación, que no queden en manos del Movimiento al Socialismo".

Por el momento, considera que el principal foco de atención debe centrarse en la realización de una auditoría al padrón electoral para que "los bolivianos tengamos certeza de que el voto se va a respetar".

Antecedentes

En días pasados,  la exdiputada masista Lidia Patty presentó una denuncia formal contra Luis Fernando Camacho y el padre de este, José Luis Camacho,  por los "hechos ilícitos" de terrorismo (Artículo 133 del Código Penal), sedición (Artículo 123) y conspiración (artículo 126) que conllevaron a una conmoción social en el país.

"Hemos puesto una demanda ante el Ministerio Público, junto a mi abogado. Es importante esto, porque nadie está haciendo (seguimiento), porque ellos (Luis Fernando Camacho y su papá) están libres, tranquilos y (son los) que han desestabilizado económicamente todo, políticamente lo han desestabilizado al país”, declaró Patty a los medios.

Para la exdiputada masista, las víctimas fueron el entonces presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y los titulares de la Asamblea Legislativa, Adriana Salvatierra y  Víctor Borda.




Comentarios