Escucha esta nota aquí

Pasado el mediodía de este sábado, el líder del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, acompañado del presidente del Comité Civico Potosinista (Comcipo), Marco Pumari, anunciaron que se dirigían a rescatar a los mineros potosinos que habían sido atacados en su viaje hasta la ciudad de La Paz; sin embargo, minutos más tarde se los vio por el centro de La Paz, siendo ovacionados a su paso.

A primeras horas de la tarde, de manera sorpresiva se vio a los cívicos ingresando a la Unidad Táctica de Operaciones de la Policia (UTOP), que se encuentra a 100 metros de la plaza Murillo. Estuvieron en su interior varios minutos. En ese trajín, Camacho confesó que tenía conocimiento que el presidente Evo Morales iba a renunciar a la Presidencia, sorprendiendo a muchas personas. 

Luego de esa reunión, Camacho y Pumari que estaban escoltados por uniformados, recorrieron a bordo de una camioneta de la Policía las principales calles y avenidas de esta ciudad. A su paso, la población en La Paz agitaba banderas bolivianas y de otros departamentos. 

¡Camacho, Pumari!, se escuchaba por las calles paceñas, mientras la población se acercaba a saludar a los cívicos. Los momentos más emotivos se registraron cuando salieron de Palacio Quemado, donde dejaron la Biblia y la carta de renuncia de Evo Morales y Álvaro García Linera, a la Presidencia y Vicepresidencia de Bolivia.

Las personas que acompañaron a Camacho y a Pumari y quienes se encontraban a pie, se fundieron en abrazos y agradecieron a los cívicos por haber liderado el movimiento que obligó a las renuncia de los mandatarios.