Escucha esta nota aquí

La canciller Karen Longaric, a través de un comunicado, confirmó que su ministerio no extenderá invitación a la transmisión de mando al expresidente Evo Morales, porque fue hostil al proceso democrático boliviano, ni a Nicolás Maduro, porque no lo considera presidente de Venezuela.

El despacho de Longaric, aclaró la Cancillería, “no extenderá una invitación al expresidente Evo Morales a los actos de transmisión de mando”, porque considera que él “ha sido hostil al proceso democrático boliviano y su presencia en el país generará tensión social y política”.

Tampoco invitará a Nicolás Maduro  “puesto que el Estado Plurinacional de Bolivia reconoce al Gobierno del presidente encargado Juan Guaidó como el gobierno legítimo de Venezuela”.

Sin embargo, Longaric dijo que el Gobierno electo de Luis Arce, quien es el anfitrión de los actos de transmisión de mando, ha manifestado su deseo de extender invitaciones a  Morales y Maduro a dicha ceremonia. “Sin embargo, Cancillería no enviará dichas invitaciones” porque su rol en los actos de transmisión de mando es protocolar y “trabaja conjuntamente con una comisión del gobierno electo para enviar invitaciones a jefes de Estado y de gobiernos extranjeros. Está en manos del MAS invitar a Morales y Maduro.