Escucha esta nota aquí

Karen Longaric, ministra de Relaciones Exteriores de Bolivia, confirmó los problemas que se han tenido para retirar de Villa Tunari (Cochabamba) a un grupo de médicos cubanos que trabajaban en esta zona que ahora tiene bloqueos protagonizados por los cocaleros del trópico.

Ayer, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que se había planificado la evacuación de 18 médicos luego de que, en una reunión con la Embajada de Cuba, se le manifestó de que los galenos temían de que les ocurriese algo y sus vidas sean expuestas.

Sin embargo, este domingo, la ministra Longaric confirmó a EL DEBER que no se había podido evacuar a este grupo de personas pero que se espera hacerlo en las próximas horas. El compromiso al que llegaron Bolivia y Cuba es retirar a estos profesionales hasta el próximo miércoles como máximo.

En total son 725 ciudadanos cubanos los que deben salir de Bolivia. El primer grupo (224 médicos) salió ayer, desde el aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz y llegó a La Habana esta madrugada. 

La decisión de la salida fue para evitar mayores fricciones. Se recalcó de que Bolivia no está expulsando a los cubanos sino, que el país caribeño decidió retirar a sus funcionarios.

Cocaleros mantienen bloqueos

Leonardo Loza, dirigente cocalero del trópico cochabambino, informó que los bloqueos continuarán esta región.

Ellos se han manifestado en contra del Gobierno transitorio de Jeanine Áñez y piden el retorno de Evo Morales, quien salió del país en medio de una crisis generada por una denuncia de fraude en las Elecciones Generales del 20 de octubre, que luego fue confirmada por una auditoría de la OEA.