Escucha esta nota aquí

La Cancillería boliviana ordenó la repatriación de 45 bolivianos, en su mayoría oriundos de Tarija, varados en la ciudad de Salta (Argentina) desde hace más de 50 días debido a la cuarentena que rige en el país vecino.

Juan Eusebio España, coordinador del grupo de compatriotas, confirmó este miércoles que después de gestiones realizadas se concretó el retorno en un vuelo chárter de Amaszonas, contratado por ellos, el viernes por la mañana.

“La Cancillería aprobó nuestra repatriación desde Salta, donde estuvimos hace 50 días desesperados por volver al país y varios de los compatriotas ya estaban sin dinero para sobrevivir lejos del terruño”, afirmó España en contacto con EL DEBER.

Los bolivianos, entre ellos también algunos de Santa Cruz, La Paz, Tupiza (Potosí) y Las Carreras (Chuquisaca), estaban de paso por motivos de salud en la capital salteña y después se quedaron varados por la cuarentena decretada en la Argentina por el coronavirus.

María Patricia Sánchez, madre de una niña de 8 años con dolencia renal, expresó su alegría por la decisión de la Cancillería, ya que a sus funcionarios se les “ablandó su corazón” para instruir el retorno al país.

Su repatriación debió concretarse hace una semana y demoró por la exigencia de la Cancillería boliviana de que cada uno debía presentar una prueba de Covid-19 (PCR) que en el país vecino solo se realizan a los que tienen síntomas y tiene un costo económico de $us 50.

A pesar de ello, los compatriotas presionaron a las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores para que pueda validar el certificado médico expedido por el Ministerio de Salud de Salta, donde se establece que no están infectados, y el testeo serológico rápido enviado desde Tarija.

En el Servicio Departamental de Salud (Sedes) se informó que los repatriados serán enviados al Área de Aislamiento del campo ferial de San Jacinto por prevención para cumplir una cuarentena de 14 días.