Escucha esta nota aquí

Surge la respuesta. Cancillería emitió la tarde de este miércoles un nuevo comunicado ante la posición asumida por la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que rechazó un “tono amenazante” de un pronunciamiento anterior del Gobierno de Luis Arce.

En esta ocasión, el Ministerio de Relaciones Exteriores señala que “el Estado Plurinacional de Bolivia defenderá su soberanía, la independencia de sus órganos y no caerá en provocaciones malintencionadas”.

Además, recalca sus observaciones a la tarea que desempeñó Luis Almagro antes, durante y después de la convulsión social de 2019, que se acrecentó por un informe de auditoría que evidenció irregularidades en los comicios generales, que después fueron anulados.

“Se hace un llamado a los Estados miembros a defender la Carta de la OEA que privilegia la no intervención, el respeto a la autodeterminación de los pueblos, el diálogo, la negociación y la búsqueda de consensos, por lo que es preciso reconducir las acciones de la Secretaría General a los principios fundacionales del organismo para la construcción de un multilateralismo que favorezca el bienestar y la dignidad de nuestros pueblos”, agrega el comunicado de esa dependencia estatal.

El documento:

La OEA comunicó que se remitirá a la Corte Penal Internacional los presuntos hechos de lesa humanidad cometidos durante el Gobierno de Evo Morales y también antecedentes sobre las muertes en Senkata y Sacaba.

La tensión entre el Gobierno del MAS y el organismo regional surge por la detención de exautoridades del Gobierno de transición, que son procesadas por terrorismo, sedición y conspiración en el caso de supuesto “golpe de Estado”. La OEA solicitó la liberación de Jeanine Áñez y otros exfuncionarios y puso en duda la transparencia de la administración judicial, aspectos que molestaron a la administración de Arce.

Comentarios