Escucha esta nota aquí

¿Podría ser Juan Evo Morales candidato a senador por el Movimiento Al Socialismo si es que no tiene residencia en Bolivia? La ley establece que los candidatos deben cumplir con un tiempo mínimo de dos años de residencia en el país, por lo que el nombre del exmandatario está en la lista de observados del Tribunal Supremo Electoral, pues actualmente el expresidente vive en Argentina tras renunciar a la presidencia en noviembre de 2019.

El candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, reiteró que Evo Morales no puede ser candidato, pues la norma exige que para ser candidato a la Asamblea Legislativa Plurinacional la residencia de forma permanente debe ser de al menos  dos años anteriores a la elección de la circunscripción que corresponda, requisito que "obviamente no cumple Evo Morales, que trasladó a fines del año 2019 su residencia, primero o México y luego a la Argentina".Otra político que se manifestó al especto fue el candidato por la agrupación Libre 21, Jorge Tuto Quiroga. Vía Twitter publicó una supuesta tarjeta de identificación de Evo Morales en la que se establece que el expresidente es residente permanente de Argentina y tiene el respaldo de asilado político.

"¿Es esta tu tarjeta de residente asilado? De no ser este tu documento, muestra el que tienes en Argentina. Tú no resides en Cochabamba (jurisdicción en la que Evo está inscrito), escapaste como cobarde al exterior, y ahora quieres escaño parlamentario solo para tener impunidad por tus delitos", escribió Quiroga en Twitter.

Entretanto, Jeanine Áñez, candidata por la alianza Juntos y actual presidenta transitoria de Bolivia, también apuntó que "Bolivia debe decirle no otra vez al dictador" (en referencia a Juan Evo) y afirmó que si Morales vuelve al país, debe ser "para responder ante la justicia por los atropellos cometidos" y por las acusaciones de abuso sexual contra menores de edad.

Waldo Albarracín, otra figura política y miembro del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), recordó que Morales salió de manera voluntaria de Bolivia, acogiéndose al refugio político en Argentina (previamente en México), es decir, no fue obligado, sino que solicitó refugio. “Mientras esté en la condición de refugiado, Evo no puede realizar actividad política”, puntualizó en una entrevista con una red televisiva.

Según Albarracín, las normas internacionales para refugiados aplican un principio de no devolución, el cual establece que cuando una persona sale de su país considerando que está en peligro su libertad o su vida, el país que lo recibe no lo puede devolver al lugar de donde ha salido.