Escucha esta nota aquí

El cargamento de oxígeno que partió el lunes de Santa Cruz se dirige a Aiquile, provincia Campero (Cochabamba), tras superar cuatro puntos de bloqueo instalados en Punata, Vacas, Pocona y Mizque.

Son dos cisternas que transportan 48 toneladas del insumo médico en su estado líquido, que deberían arribar a Oruro y La Paz en esta jornada, para abastecer a hospitales que requieren con urgencia ese elemento.

El reporte de la Defensoría del Pueblo, instancia que acompaña la caravana, destaca que en las próximas horas los camiones de alto tonelaje llegarán a Chuquisaca. La Cruz Roja lidera la caravana.

Al respecto, el comandante departamental de la Policía de Cochabamba, Javier Mendoza, indicó que los camiones tropezaron con varios obstáculos, piedras y árboles, que fueron colocados en la carretera. “Algunos comunarios ayudaron a pasar a los carros cisternas y siguen en viaje hasta Sucre”, dijo.

Ayer se comunicó que el convoy no iba a seguir la ruta entre Cochabamba y Oruro, porque en el sector de Sayari y Bombeo existían amenazas de dinamitazos contra los motorizados, por eso se optó que vayan por Sucre y Potosí.