Escucha esta nota aquí

Apelando al espíritu del 21-F, que hizo que la sociedad boliviana democrática se fuera organizando progresivamente para hacer que se respete el voto, el líder de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, dijo que el país atraviesa un momento "extremadamente grave" por los últimos sucesos y aprehensiones, bajo la figura de un supuesto golpe de Estado.

Convocó a articular de manera positiva, objetiva y democrática a los mecanismos políticos, cívicos, de organizaciones sociales, de plataformas ciudadanas que creen en la democracia.  

"Ayer fueron por la expresidenta Áñez y por dos exministros de Estado y les vulneraron sus derechos, mañana vendrán por nosotros, por ustedes, por la destrucción del sistema democrático", recalcó.

Mesa dijo que en las últimas elecciones el MAS ha sufrido un fuerte revés que muestra la voluntad popular, incluso a pesar de graves irregularidades y elementos que permiten hablar de fraude en determinados lugares del país, y pidió retomar “la poderosa frase 'nadie se cansa, nadie se rinde'". 

"Este es el momento de defender la democracia, a través de la colectividad organizada", convocó y aseguró que con las últimas acciones de parte del Gobierno de Arce, lo que se hace es "tratar de legitimar el fraude".

"Si pudiéramos hablar de golpe de Estado, quien lo ejecutó fue Evo Morales con el más grande fraude electoral de la historia democrática boliviana", cuestionó. 

Según la cabeza de CC, de seguir el razonamiento "absurdo" del Gobierno, del supuesto golpe de Estado, debería empezar a detenerse a la presidenta del senado y al de diputados en 2019, a los parlamentarios del MAS, a la defensora del pueblo, que pidió la aprobación de la renuncia del presidente Morales y del vicepresidente García Linera, al secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) y a todo el sistema constitucional, al Tribunal Constitucional, que avaló la sucesión constitucional.

Para Mesa, ha ocurrido algo todavía más grave, se ha otorgado amnistía a Evo Morales, a sus colaboradores y a quienes vulneraron la ley en noviembre del año pasado, "de manera irresponsable, para generar una división entre quienes quedan liberados de manera arbitraria desde el poder y por el poder del que son parte, y quienes podemos ser sujetos de acusación y persecución", sostuvo.

El también expresidente manifestó preocupación, "(...) es un plan del Gobierno autocrático, presidido por Luis Arce y conducido políticamente por Evo Morales, de ejercitar terrorismo de Estado en el conjunto de la sociedad, comenzando por un caso particular, el de la expresidenta Jeanine Áñez y sus ministros. Marca la decisión del Gobierno Arce-Morales de llevar a Bolivia al modelo venezolano, de la autocracia, del fin del Estado de derecho", acusó.

Comentarios