Escucha esta nota aquí

A pocas horas del anuncio realizado por el Gobierno sobre el inicio de la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) al padrón electoral, previsto para mañana; Carlos Mesa manifestó su rechazo al acuerdo. 

No aceptamos (la auditoría) en los actuales términos pactados unilateralmente. Nuestra posición es invariable desde el 20 de octubre. Exigimos el respeto a la voluntad popular expresada en las urnas”, manifestó Mesa a nombre de Comunidad Ciudadana.

El expresidente indicó que la auditoría acordada entre la OEA y el MAS no ha sido consensuada con otras instituciones ni con representantes de la sociedad civil.

Recordó que el cómputo realizado por el Tribunal Supremo Electoral fue observado por la misión de observadores de la OEA, por la Unión Europea y algunos países.

A nombre de la alianza que lo postuló a la Presidencia, Mesa manifestó que reconocen la posición de instituciones, sectores cívicos y movimientos sociales que plantean la anulación de las elecciones y manifiestan su desconfianza acerca de la auditoría pactada entre la OEA y el MAS.

Compartimos sus preocupaciones y mantenemos los mecanismos de coordinación con todos quienes peleamos por el respeto al voto y voluntad popular”, manifestó.

Mesa también criticó que el MAS "en su afán de desconocer la voluntad popular" ha generado violencia con consecuencias "que pueden ser irreparables". 

"El ataque de grupos organizados a ciudadanos, la instrucción de cercar ciudades, bloquear carreteras, cortar el suministro de agua, decenas de heridos y sangre derramada son fruto de la ambición sin límites de Evo Morales y Álvaro García Linera", señaló. 


Comentarios