Escucha esta nota aquí

La votación en el exterior representa un gran desafío para el desempeño político e imagen internacional del expresidente Evo Morales, afirmó el exministro de Educación y exparlamentario asilado en España, Hugo Carvajal. Según el tarijeño, el MAS deberá ganar en primera vuelta, el 18 de octubre, para evitar cuestionamientos al liderazgo de Morales, que funge como jefe de campaña.

 “Evo quiere que el MAS sea primero en la votación. Sabe que no ganará en segunda vuelta. Necesita demostrar y demostrarse que continúa con vigencia política para evitar cuestionamientos internos a su liderazgo”, indicó el exlegislador desde Madrid (España), donde radica junto a su familia.

A nivel internacional, el padrón electoral alcanza a 352 mil compatriotas dispersos en varios países, de los cuales 167 mil están en Argentina y 75 mil electores en España.

Carvajal dijo que, por eso Morales solicitó el respaldo al peronismo y al Gobierno argentino de Alberto Fernández, quien preside el Grupo de Puebla, que lleva adelante una batalla política de retorno al poder de Evo, Lula da Silva y Rafael Correa como parte de una estrategia continental apoyada y financiada por Venezuela y Cuba.

“El apoyo del gobierno argentino no es casualidad, obedece a una disputa geopolítica de potencias extranjeras como China, Rusia e Irán. Por ello, no guarda formas y apoya militantemente a Evo”, afirmó el exministro originario de Yacuiba.

Morales es jefe de campaña del MAS, pero que todo su accionar lo realiza desde Argentina, donde se encuentra refugiado en medio de cuestionamientos a su presencia por parte de parlamentarios de la alianza Juntos por el Cambio (JxC), opositores al gobierno de Alberto Fernández.