Escucha esta nota aquí

La denuncia presentada por el autodenominado “Comité impulsor de justicia” en contra del presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo se ventilará finalmente en La Paz, después de que la justicia paceña fallara en contra del recurso de incompetencia que presentó la defensa en contra de la Fiscalía de la sede de Gobierno.


“Como defensa hemos interpuesto un recurso de apelación que tiene efecto suspensivo, o sea, no puede realizarse ningún acto de investigación en tanto no se resuelva el recurso de alzada. El mismo juez ha señalado que entretanto no se resuelva la apelación durante este mismo periodo de vacación judicial no puede promoverse ningún acto”, dijo el abogado defensor, Jorge Valda luego de confirmar que la audiencia se realizó este lunes.


El 26 de noviembre la Fiscalía de La Paz admitió la denuncia que presentó un grupo de 11 personas representantes de este “Comité impulsor de justicia” y la defensa de Calvo presentó el recurso de incompetencia reclamando el juez natural por carácter de territorialidad.


Según Valda, el juez se apegó al decreto 138 de mayo de 2009 que en su artículo 2 señala que todos los delitos que se produzcan contra el Estado deben ventilarse en la sede de Gobierno. El abogado recordó que ese decreto fue firmado una semana después de los sucesos del hotel Las Américas y que es una norma de carácter político y por esa razón apelaron el fallo del juez Borda.


También recordó que el Comité Contra la Tortura de las NNUU emitió un informe en el que piden al Estado boliviano que revise los delitos de sedición y terrorismo porque son utilizados para la persecución política. En ese marco, recurrirán a estos organismos reivindicando el derecho a la libre expresión y la protesta.


Aldo Michel, que es uno de los coordinadores de este comité aseguró que con el fallo la Fiscalía de La Paz debe convocar de manera inmediata al dirigente cívico para que declare en esta ciudad y que no puede haber dilación alguna sobre esta investigación.


Recordó que los delitos por los que fue denunciado Calvo son: sedición, conspiración, instigación pública a delinquir y privación del derecho al trabajo.


Luego del fallo, los abogados acusadores presentaron una ampliación de denuncia y acusaron a Calvo de otros seis delitos: racismo, discriminación, organización o asociación racista o discriminatoria, atribuirse los derechos del pueblo, ultraje a los símbolos nacionales y separatismo. 

Comentarios