Escucha esta nota aquí

Lidia Iriarte, exvocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), se benefició en las últimas horas con su detención domiciliaria, dentro del proceso de investigación iniciado por el caso fraude, cometido en los comicios generales del 20 de octubre de 2019.

La mujer permanecía detenida de forma preventiva en el penal de Miraflores de La Paz desde diciembre de 2019. En abril de esta gestión el juzgado segundo de instrucción cautelar le negó la libertad.

El jefe de la División de Corrupción Pública de la Fuerza Anticrimen, Luis Guarachi, anticipó también que la próxima semana tendrán lugar las inspecciones técnicas oculares a dependencias electorales, como parte de las investigaciones.

También anticipan que las indagaciones puedan concluir dentro de algunos meses, tras que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) subsanara su querella, identificando a quienes serían los autores de las irregularidades en los pasados comicios marcados por el fraude.