Escucha esta nota aquí

Alexis Vilela que estaba a cargo de la comisión de fiscales que investiga el caso gases lacrimógenos fue separado de su cargo y ahora la responsabilidad pasó a manos de un nuevo fiscal, Miguel Aramayo.


En la Fiscalía informaron que el caso nunca quedó paralizado y que es una comisión de fiscales que está a cargo de las investigaciones y Vilela era el fiscal responsable de la comisión de forma interina.


Esta comisión investiga el presunto desvío de $us 2,3 millones por la compra de equipos antimotines durante la gestión de los exministros, Arturo Murillo y Luis Fernando López, quienes son los principales acusados de este proceso.


Hasta el momento, esta comisión había convocado a 13 exministros de Jeanine Áñez, incluida la propia exmandataria, que declaró desde su encierro en el penal de Miraflores. Los que declararon ya fueron los exministros: Wilfredo Rojo, Carlos Díaz, José Luis Parada, Iván Arias, Álvaro Coimbra, Rodrigo Guzmán, Aníbal Cruz, Carlos Huallpa, Mauricio Ordoñez, Milton Navarro y el exministro de Trabajo, Óscar Mercado.


Los ministros convocados y que están prófugos son: Arturo Murillo, Luis Fernando López, María Elva Pinckert, Roxana Lizárraga y Yerko Núñez. La lista de ministros que firmaron los tres decretos 4090, 4116 y 4168 asciende a 24, lo que significa que la Fiscalía puede seguir convocando a otras exautoridades.   


De la lista de prófugos, Murillo y López ya declararon en octubre del pasado año y en sus declaraciones ambos deslindaron responsabilidad en cualquier sobreprecio de los equipos. Incluso Arturo Murillo dijo que todo estuvo a cargo del Ministerio de Defensa, aunque él fue el que recibió todas las explicaciones de la empresa Cóndor que es la que vendió los pertrechos policiales al Estado boliviano.   


Ahora empezó a surgir la versión de que se debería convocar a la empresa que suministraba estos equipos a la Policía, pues las compras no solo fueron en 2019, sino que ya había compras de años anteriores.



Comentarios