Escucha esta nota aquí

Dos expertos en política internacional participaron en Radio EL DEBER y comentaron el tema de Mario Cronenbold, que fue cesado de sus funciones como embajador boliviano en Paraguay después de un video en la red social TikTok en el que se burlaba de los acentos de los habitantes de ese país.

El internacionalista Miguel Jiménez manifestó que la decisión de la Cámara de Diputados de la República del Paraguay, en la que se declaró a Cronenbold persona non grata, es una práctica diplomática que está refrendada por la convención de Viena sobre relaciones diplomáticas de 1961. "En esta convención claramente uno de sus artículos expresa que el Estado receptor, sin mediar una explicación alguna -aunque en este caso, desde luego, sí la hubo- puede declarar de esta manera a un representante que tiene esta función, y el Estado acreditante, en este caso Bolivia, lo tiene que convocar y rápidamente nombrar un sucesor, para que no quede vacante", comentó Jiménez. 

"Esto revela, por un lado, la falta de profesionalismo de nuestros representantes, la falta de conocimiento y de capacitación respecto a cuáles son las labores de un diplomático y desde luego, deja mal parada a la diplomacia boliviana", expresó Jiménez a Radio EL DEBER.

El analista pidió tomar en cuenta la importancia de las redes sociales, el entorno digital, y la importancia que hoy tienen en su incidencia en el cabildeo, en la práctica diplomática y en la defensa de los intereses nacionales. "La verdad, es lamentable, porque estamos hablando de un Estado vecino, estamos hablando de una agenda importante, de un encargo para la región y el país, principalmente vinculado a la vía Paraguay-Paraná y algunos otros aspectos de la integración nacional. Paraguay es un socio clave en lo que es Mercosur y la entrada de Bolivia como miembro pleno", puntualizó Jiménez. 

Sobre el accionar de la diplomacia boliviana en estos últimos tiempos, Jiménez aseguró que en términos generales, siempre se ha manejado con algún grado de desinstitucionalización, exagerando en demasía los nombramientos políticos "que son usuales, que siempre existen, pero que nunca deberían ser mayor a los cargos diplomáticos o de carrera", dijo Jiménez, y agregó que en este sentido, lo que sí se ha visto en el gobierno de Luis Arce, es el nombramiento como una suerte de exilio dorado, de premio

"Yo pienso que la política exterior debe ser la representación de los intereses del Estado, no del gobierno de turno, por eso es importante no ideologizar nuestro relacionamiento internacional", finalizó Jiménez. 

Por su parte, el internacionalista Francisco Solares, dijo que la destitución de Mario Cronenbold ha sido un acto de total vergüenza y agravio. "Bolivia no ha tenido la capacidad de proyectar diplomáticos a la altura de lo que el mundo está pidiendo hoy en día".

Para Solares, este hecho muestra sobre la mala utilización del servicio exterior: diplomáticos que no cumplen con lo que dice la ley del escalafón diplomático. "No se respeta las antigüedades, no se respeta ni siquiera todo lo que ha sido aprendido por algunos dentro de la academia diplomática plurinacional ahora, y esto, sin lugar a dudas, deja a una cancillería totalmente desinstitucionalizada, muy política y que simplemente funge como un espacio para personas que han servido  y han dado lealtades al Movimiento al Socialismo", finalizó el analista. 

Comentarios