Escucha esta nota aquí

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, informó que una Corte de Miami homologó el pago de una fianza para que Luis Berkman Littman se defienda en libertad. El acusado es uno de los dueños de la empresa Bravo Tactical Solutions, que fue la intermediaria de recibir el pago con supuesto sobreprecio por gases lacrimógenos y armamento no letal.

"Han homologado las medidas que le habían impuesto, que era una fianza de medio millón de dólares, dos bienes inmuebles, presentarse una vez a la semana ante la autoridad y le pusieron una tobillera para un radio de circulación. Esas medidas habían sido impuestas en su detención y hoy han sido homologadas y una vez que se han satisfecho estos presupuestos seguramente recuperará su libertad bajo fianza en tanto dure el proceso", explicó Chávez.

El procurador acotó que se determinó una audiencia para el 9 de julio junto a la misma que se dispuso para el exministro Arturo Murillo. "Posiblemente ese día (tengamos) novedades en cuanto a la participación de los sujetos, sobre la incriminación o la liberación que realicen con relación a su particpación en este caso", afirmó Chávez.

Luis Berkman Littman es amigo de infancia de Arturo Murillo. Tiene procesos en Bolivia por tráfico de armas hacia el Paraguay y estuvo preso en el penal de Palmasola en 2001, pero un juez le dio libertad a cambio del pago de una fianza. Su hijo es Bryan Samuel Berkman, quien figura como dueño de la empresa Bravo Tactical Solutions.

Berkman estuvo presente hoy en la audiencia en el sector de acusados, según explicó Chávez. El 9 de julio será la audiencia de Arturo Murillo y mientras existen reuniones entre la Fiscalía Federal en Miami y la defensa de los imputados.

Comentarios