Escucha esta nota aquí

La Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) se suma a la lista de instituciones que ha pedido mano dura en contra de quienes resulten responsables de corrupción, por la compra con supuesto sobreprecio de respiradores artificiales para la lucha contra el coronavirus en Bolivia.

Moisés Salces, presidente de Amdecruz, a tiempo de lamentar este "acto bochornoso", exigió a la justicia y al Ministerio Público castigar con todo el peso de la ley a estos funcionarios inescrupulosos y "sinvergüenzas" que han querido "enriquecerse de la noche a la mañana".

Al mismo tiempo exhortó a la presidenta Jeanine Áñez, que "sea quien sea" el responsable debe pagar por este acto de corrupción, que además ha dejado mal parado a su Gobierno.

Comparó cifras

Salces, que también es alcalde de San Ignacio de Velasco, comparó cifras e indicó que su municipio adquirió dos respiradores con menos dinero que el que desembolsó el Estado a la empresa española GPA Innova.

Según Salces, uno de estos equipos lo compraron en 50.000 bolivianos y es "de mejores características que el que compró el Gobierno central"; además dijo que adquirieron otro respirador, de los convencionales, "en 150.000 bolivianos" y que los monitores los consiguieron en Bs 20.000.

El Gobierno de Bolivia pagó 28.000 dólares por respiradores que el fabricante vende en 8.000 dólares. En los últimos días, se ha procedido a la detención de funcionarios del Ministerio de Salud e incluso fue aprehendido Marcelo Navajas, quien hasta el martes estaba al mando de esa cartera de Estado.