Escucha esta nota aquí

Por: Mauricio Quiroz Terán

Candidatos opositores del MAS volvieron a sentir una presión judicial a diez días de las elecciones regionales. El ministro de Justicia, Iván Lima, afirmó que no existe una persecución política y aseguró que “a diferencia de 2020, este año no se bloqueó la candidatura de ningún ciudadano”.

Ahora bien, la Fiscalía de La Paz solicitó al Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA) un informe en el marco de la denuncia por terrorismo que pesa contra Luis Fernando Camacho, candidato a la Gobernación de Santa Cruz por la agrupación Creemos.

Más temprano, en Tarija, la justicia ordinaria dejó sin efecto una orden de aprehensión que había sido emitida contra el gobernador de Tarija, Adrián Oliva, quien busca la reelección en los comicios de marzo.

Yamil García, secretario de Justicia de la Gobernación tarijeña, confirmó a EL DEBER que se levantó la orden debido al error en la notificación en un proceso legal activado por una empresa contratista.

“Aquí estoy como siempre para dar la cara, tengo las manos limpias y voy a presentarme las veces que nos pida la justicia porque no tengo nada que ocultar”, expresó el gobernador desde Yacuiba, mientras que su secretario de Gestión Institucional, Rubén Ardaya, dijo que hay intención de perjudicar la repostulación de Oliva.

Entre tanto, en Cochabamba, el candidato a la alcaldía de esa comuna Manfred Reyes Villa dijo que “se mantiene firme” a pesar de una sentencia por el pago coactivo de Bs 2.3 millones referidos a la compra de seis vehículos para la entonces Prefectura. “Se ha tenido que ir a cancelar para no ser inhabilitado. declaró Reyes Villa”.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, informó que hay un recurso extraordinario contra el candidato a la silla edil cochala. La Ley 026 veta la candidatura de ciudadanos con sentencias ejecutoriadas. El caso será resuelto “en los próximos días”, dijo Romero.

Lima exhortó al TSE a resolver esos casos, pero señaló que “hasta el momento” Reyes Villa “debería ser inhabilitado” en apego a la ley.

El Tribunal Electoral de La Paz decidió inhabilitar la candidatura edil de Luis Larrea que era postulado por Unidos por La Paz. El afectado, que dirigía un programa de televisión, apelará y acusó al TSE de parcializarse en favor del MAS.

“Este año ningún candidato ha sido excluido; todos han participado. En 2020 candidatos como Diego Pary y Evo Morales fueron excluidos del proceso electoral”, alegó el Ministro de Justicia.

Comentarios