Escucha esta nota aquí

Charisse Phillips será la nueva representante diplomática de Estados Unidos (EEUU) en Bolivia, según adelantó el programa radial Asuntos Centrales. Reemplazará a Bruce Williamson, que el pasado 4 de julio, Día de la Independencia, adelantó que cumplía los últimos días de su misión en el país.

La mujer fungió como funcionaria principal adjunta en Frankfurt, Alemania, de agosto 2011 a mayo de 2014. Previamente, fue cónsul General y Consejera para Asuntos Consulares en Lima (Perú) y anteriormente, ocupó el mismo cargo en Viena, Austria.

Se incorporó al Servicio Exterior en 1986, después de trabajar en la Embajada de los Estados Unidos en la ciudad de México. Posteriormente, trabajó en Madrid, España; en Hamburgo, Alemania; en San Salvador, El Salvador, y como directora de los programas de Prevención de Fraude en el Departamento de Estado.

Phillips habla inglés y español, y entre sus estudios destacan una licenciatura en Filosofía y en Gobierno de la Universidad William y Mary en Virginia, y una maestría en Asuntos Exteriores de la Universidad de Virginia.

Su antecesor, Williamson, llegó a Bolivia en diciembre de 2017, y trabajó para mejorar las relaciones entre ambos países, que, desde 2008, solo son a nivel de encargados de negocios y no embajadores, tras la expulsión de Philip Goldberg por parte del entonces Gobierno de Evo Morales.

Sin embargo, tras la renuncia del líder cocalero y la posesión de Jeanine Áñez, se comenzó a hablar de una reposición de los máximos representantes diplomáticos. Como muestra de eso, en noviembre de 2019 el país designó a Óscar Serrate Cuéllar, como embajador nacional en EEUU.