Escucha esta nota aquí

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Teodoro Ribera, anunció este viernes la creación de un "grupo de reflexión" sobre la relación con Bolivia con el fin de "establecer, con visión de largo plazo, los lineamientos de una política bilateral".

El canciller comentó ante la prensa que Chile y Bolivia comparten una frontera de 850 kilómetros pero que, sin embargo, desde hace 41 años no mantienen relaciones diplomáticas, pese a que existe un fuerte intercambio comercial, social y cultural.

En ese sentido, Ribera dijo que esta iniciativa "busca la forma de proyectar el futuro de la relación entre ambos países", una vez que quedó zanjada la demanda marítima de Bolivia tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia que determinó en 2018 que Chile no está obligado a negociar con Bolivia sobre una salida al Pacífico.

"Habiéndose zanjado categóricamente la demanda marítima boliviana, hace ya un año, y encontrándose plenamente vigente el Tratado de 1904, Chile considera que es el momento propicio para refrescar su mirada respecto de la relación con la sociedad boliviana", aseguró el canciller.

Ribera sostuvo que el grupo de reflexión es transversal y diverso, en materia ideológica, profesional y también en puntos de vista, e incluye expertos tanto del mundo público como privado.

"Nos interesa recibir de este grupo propuestas para considerarlas en la elaboración posterior, por parte de la Cancillería, de una mirada respecto de la sociedad boliviana, por un lado, y de las relaciones con el Estado Plurinacional de Bolivia, por el otro", señaló.

El ministro manifestó el interés, tanto del Gobierno de Chile como de la sociedad chilena, de "que Bolivia sea estable, democrática y próspera".
  "Tenemos que tener una política respecto de Bolivia, con prescindencia de quien gobierne en aquél país", concluyó.