Escucha esta nota aquí

28 ciudadanos bolivianos fueron expulsados ayer de Chile, donde cumplían condenas por tráfico de sustancias controladas en la cárcel de Calama, en la región de Antofagasta, al norte de la vecina nación.

Personal del Departamento de Migraciones y Policía Internacional, a través de la Avanzada Ollagüe lograron materializar la salida del grupo, entregándolo a autoridades nacionales en la frontera.

Esos ciudadanos cumplían condena en el Centro de Detención Penitenciario de Gendarmería de Chile en la ciudad de Calama por delitos de Tráfico de Drogas y Receptación.

Debido a la naturaleza de sus penas se les conmutó por la de expulsión del país por un plazo de 10 años en los que no podrán volver a Chile, de lo contrario, deberán terminar de cumplir sus sentencias en la cárcel.