(VEA EL VIDEO) El vicepresidente señala que todavía existe una brecha entre lo que se dice y lo que se hace. Advierte que se viven momentos de oscurantismo

22 de enero de 2023, 10:40 AM
22 de enero de 2023, 10:40 AM

El vicepresidente David Choquehuanca admitió este domingo, Día del Estado Plurinacional, que la justicia está politizada y denunció ataques maquiavélicos, que “hieren, destruyen y no proponen nada para sanar las profundas heridas de la identidad plurinacional”.

Durante un discurso reflexivo, la segunda autoridad nacional manifestó que existe una brecha entre lo que se dice y lo que se hace. Asimismo, alertó sobre tiempos de oscurantismo, “donde algunos manejan el miedo, división, calumnia, intriga y sabotaje para provocar el caos y el conflicto”.

“Es un error exigir del Estado Plurinacional la superación inmediata de las ausencias, faltas y abusos heredados por el estado republicano, estamos empeñados en corregir los errores heredados de las gestiones pasadas y atender las justas demandas históricamente postergadas, estamos trabajando en resolver la justicia politizada, la exclusión, las desigualdades, el sometimiento y la pobreza”, dijo.

Sin embargo, el titular enfatizó que el Estado Plurinacional “es un hecho irreversible”, que nació con “dolor, honor y gloria”, producto de la nueva Constitución Política del Estado (CPE), que “es la condensación de la sabiduría y la rebeldía del pueblo boliviano”.

Sus palabras:


Explicó que la plurinacionalidad “es para volver al camino de la verdad, complementariedad, integración y construir la unidad de todos los bolivianos, y legar un país sano, unido y fuerte a las futuras generaciones”.

“Recién nos estamos liberando de los sometimientos de todos los extremos impuestos por la democracia paliativa, republicana y de la mentalidad colonial de los que dividen, desinforman, sabotean y echan la culpa a otros”, apuntó.

Finalizó indicando que “es innegable que Bolivia tiene muy buenas leyes y políticas claves para construir el Estado Plurinacional”, pero pidió ser “autocríticos”, porque “no todo está bien, todavía hay brechas y contradicciones entre lo que decimos y lo que realmente hacemos, tenemos que hacer mucho más y redoblar esfuerzos para hacer realidad el Estado Plurinacional que soñamos”.