(VEA EL VIDEO) La segunda autoridad nacional pide cuidar a los jóvenes líderes y dice que circulan mentiras en los celulares. Sostiene que el poder no es para abusar sino para ayudar

21 de noviembre de 2022, 13:20 PM
21 de noviembre de 2022, 13:20 PM

El vicepresidente, David Choquehuanca, afirmó este lunes que algunos “radicales” hablan de llevar al presidente Luis Arce, a un referendo revocatorio. Asegura que son pocos los que generan conflicto por el censo y que son millones los que defienden el "proceso de cambio".

Durante una concentración de mineros cooperativistas en Cochabamba, en respaldo a la gestión del primer mandatario, la segunda autoridad nacional lamentó que las críticas surjan incluso desde las organizaciones sociales.

“Hay algunos radicales que le atacan a nuestro presidente, algunos incluso hablan desde nuestras organizaciones, hablan de un revocatorio, hablan de traición, hermanos, todos los bolivianos tenemos la obligación de apoyar a nuestro presidente, él es nuestro papá, y todos tenemos la obligación de seguir las directrices que da”, afirmó el vicepresidente.

Choquehuanca ratificó que circulan mentiras en redes sociales, pidió cuidar a los jóvenes líderes y aseguró que la realización de la encuesta nacional no se convertirá en bandera para generar confrontación en el país.

El acto:


Hay algunos radicales que quieren volver el censo una bandera de la discordia, de la división, confrontación, enfrentamiento, por suerte son pocos, nosotros somos millones y tenemos ‘sapi’ (conocimiento), durante siglos han tratado de hacernos desaparecer, enfrentarnos, pero no lo han logrado”, agregó.  

Garantizó que el jefe de Estado y él no le fallarán al pueblo boliviano e instó a que todas las instituciones respalden la gestión de Arce. Enfatizó que la unidad es la única vía para seguir construyendo el “proceso de cambio”.

“Estamos reparando los errores que se han cometido históricamente, de las anteriores gestiones, poco a poco, y no es de la noche a la mañana, también estamos trabajando para satisfacer las necesidades, no es fácil, no lo vamos a lograr solos, si no tenemos el apoyo de los movimientos sociales”, dijo.

Concluyó que desde el Gobierno se quiere vivir en paz. “No queremos abuso, el poder no es para abusar es para ayudar, resolver, prever, y es bien importante la participación del pueblo organizado para fortalecer nuestro proceso de cambio”, concluyó.