(VEA EL VIDEO) El vicepresidente de Bolivia también pide contemplar los derechos de la madre tierra y las atribuciones colectivas

9 de diciembre de 2022, 11:14 AM
9 de diciembre de 2022, 11:14 AM

David Choquehuanca, vicepresidente de Bolivia, afirmó este viernes que el culto a la personalidad constituye una violación a los derechos humanos. También abogó por cuidar la libertad de expresión y la madre tierra.

Durante el acto en conmemoración al Día Internacional de los Derecho Humanos, realizado en La Paz, la segunda autoridad nacional consideró, además, que la imposición de ideas también constituye una vulneración.

“Hermanos, el culto a la personalidad es violar a los derechos humanos, tratar de imponer lo que uno piensa al otro hermano también es violar los derechos humanos, no tener acceso a la justicia, hermanos, también es violar los derechos humanos”, reflexionó.

Instó a que se contemplen los derechos colectivos, como los económicos, políticos o sociales, junto con el cuidado del medio ambiente. Igualmente, pidió reflexionar sobre las violaciones registradas durante la época de las dictaduras.

Su discurso:


“Atentar contra la libertad de expresión es violar los derechos humanos. No solamente tenemos que hablar hoy sobre la violación de los derechos humanos, eso debe darnos la oportunidad para que reflexionemos sobre todas las violaciones a las libertades, a los derechos humanos, no pensar en el todo, solamente penar en los seres humanos. No tomar en cuenta los derechos de la madre tierra, eso no está bien, necesitamos trabajar para garantizar los derechos colectivos, los derechos sociales, políticos, de los pueblos indígenas, de la madre tierra”, acotó.

Enfatizó que los hechos registrados en el país durante 2019 deben ser sancionados. “No puede quedar en la impunidad, debemos recordar siempre la consigna ‘verdad, memoria y justicia’, hermanos, honor y gloria a los mártires caídos en la lucha contra las dictaduras, a todos los hermanos que ofrendaron sus vidas por la democracia y por defender los derechos humanos”, concluyó.