Escucha esta nota aquí

Fue el tercer mensaje fuerte que lanzó el vicepresidente, David Choquehuanca, al expresidente Evo Morales, y le recordó que si hubiera equilibrio el mal carecería de fuerza, en clara alusión a la intención de Morales de quedarse en el poder y que avivó la protesta en octubre y noviembre de 2019.


“Cuando se gobierna un país conforme al equilibrio, el mal carece de fuerza, si tan solo los gobernantes y los gobernados vivieran creando equilibrios entre semejanzas y diferencias se acumularían en el país todos los beneficios de la vida”, dijo Choquehuanca en su discurso  por el Día del Estado Plurinacional.


Se trata de la tercera oportunidad en la que el vicepresidente, en sus alocuciones,  lanza un dardo a Evo Morales por intentar mantenerse en la presidencia y conservar el poder. La insistencia de Morales en 2019 ocasionó las protestas de octubre y noviembre de ese año que lo llevaron a renunciar al cargo.


En el acto de posesión del nuevo Gobierno, el 8 de noviembre, Choquehuanca afirmó que nadie se debe aferrar al poder. “El poder tiene que circular, el poder, así como la economía, se tiene que redistribuir, tiene que fluir”, dijo en esa oportunidad. Este mensaje fue recibido con satisfacción por los opositores políticos.


Un mes después, el 9 de diciembre, en un acto por el Día Internacional contra la Corrupción, nuevamente incluyó  un mensaje dirigido al expresidente, diciendo que el político que desconoce la confianza que le dieron es un político corrupto.


“La primera corrupción del político es cuando olvida y da la espalda a su propio pueblo, cuando desconoce a quienes le dieron su confianza; entonces podemos estar seguros que se ha corrompido y solo le interesa quedarse en el poder a toda costa y pactará con quienes no debe, traicionando a su propio pueblo”, aseveró aquel día.


Las palabras de Choquehuanca concentran la atención de propios y extraños. Los opositores políticos aplauden sus intervenciones, aunque le pidieron demostrar con hechos las palabras que manifiesta en sus discursos.


Comentarios