Escucha esta nota aquí

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) arribará al país el lunes 23 de noviembre y de inmediato firmará un compromiso con el Gobierno de Luis Arce para realizar su trabajo, que durará seis meses. 

La comitiva investigará todos los hechos que ocurrieron durante los conflictos del año pasado luego de las elecciones anuladas. La Policía y las Fuerzas Armadas (FFAA) entregarán información.

El ministro de Justicia, Iván Lima, confirmó la presencia de la comitiva de la CIDH. La autoridad explicó que la delegación llegará el lunes a La Paz y de inmediato se firmará en la Casa Grande del Pueblo un protocolo que garantizará el trabajo de la comisión en todo el país. Lima acusó a la gestión de Jeanine Áñez de obstaculizar la llegada de la CIDH a Bolivia.  

"Garantizamos a la CIDH que su trabajo no tendrá ninguna restricción y vamos a abrir todos los archivos de Bolivia. Ellos van a trabajar seis meses y también podrán escuchar a toda la sociedad boliviana en las preocupaciones e inquietudes que existan", destacó Lima en conferencia de prensa.

La CIDH realizará un trabajo de investigación por los hechos que ocurrieron luego de las elecciones del año pasado que fueron anuladas por irregularidades y denuncias de fraude. Entre los conflictos están Senkata, en El Alto; Sacaba, en Cochabamba, Montero, en Santa Cruz; Huayculi, en Cochabamba; Vila Vila y Challapata, en Oruro; y otros episodios de violencia en la sede de Gobierno, como la quema de casas del activista Waldo Albarracín y de la periodista Casimira Lema.

La excanciller Karen Longaric negó que en su gestión se haya obstaculizado la llegada de la CIDH y recordó que en su mandato se firmó el acuerdo para que la comisión llegue al país a investigar los hechos y conflictos poselectorales.