Escucha esta nota aquí

El exministro de Economía y Finanzas, del Gobierno de Jeanine Áñez, Branko Marinkovic, fue citado, en calidad de testigo, a declarar en las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz.

En principio su declaración estaba estipulada para las 9:00 de la mañana, pero al final el exministro se presentó durante la tarde de la jornada de ayer.

Tras su declaración, Marinkovic explicó que no se encontraba en la ciudad, por lo que no pudo cumplir con la citación en el horario establecido, a tiempo de agradecer a los policías y funcionarios judiciales por la paciencia y por esperarlo a que llegue a la ciudad y así realizar su declaración.

Sobre el motivo de su citación, la exautoridad indicó no conocer la causa en detalle y explicó que su presencia está referida a Aida Luz Lorena Meleán, que de acuerdo al documento de investigación fue directora de la Unidad de Investigaciones Financieras, cuando Marinkovic era ministro de Economía y Finanzas en 2020.

Al respecto, Marinkovic detalló que por distintas circunstancias Meleán nunca llegó a ocupar el cargo de directora de la UIF y por lo tanto, tampoco concretó dicho nombramiento.

La exautoridad remarcó que estuvo en las dependencias de la Felcc en calidad de testigo. 

Un cargo polémico

Cabe recordar que, en octubre de 2020, el entonces ministro de Economía y Finanzas, Branko Marinkovic, destituyó al director de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), Ramiro Rivas, y en su lugar designó a Lorena Meleán Coronado.

“Estoy poniendo gente de mi confianza y los informes no me llegaban a tiempo y por eso, lo cambié. Hay gente que piensa que los cargos son de ellos y el Estado es de ellos, pero no funciona así”, explicó Marinkovic en declaraciones a este medio y remarcó que debía acomodar la economía del país, por lo que no se podía estar a vueltas, y se requería trabajar con eficiencia.

Rechazo al cambio

Ante la nueva designación, Ramiro Rivas, en su momento, denunció que un grupo de personas se habían presentado en sus oficinas, por lo que consideró irregular la forma en que se designó a la nueva directora de la UIF, a tiempo de acusar al exministro de Gobierno, Arturo Murillo, de ordenar su detención.

En contacto con EL DEBER, el 16 de octubre de 2020, Rivas dijo que se trataba de una situación irregular porque la designación de su cargo dependía de una resolución ministerial firmada por la expresidenta del Estado, Jeanine Áñez y no del Ministerio de Economía y Finanzas.

En este sentido, creía que no fue destituido del cargo.

Ante los dichos de Rivas, el exministro de Gobierno, Murillo, había indicado, el 17 de octubre de 2020 que procesaría a Rivas por falsas acusaciones y por pretender dañar su imagen.

Comentarios