Escucha esta nota aquí

A las 16:00 de este martes, la ex Canciller del Gobierno de Jeanine Áñez, Karen Longaric, debe presentarse ante la Fiscalía anticorrupción a declarar en calidad de testigo, dentro del caso gases lacrimógenos, de acuerdo con la citación del Ministerio Público.


“Con el objeto de que el día martes 1 de junio, a horas 16:00, preste su declaración, en calidad de testigo con relación a las investigaciones que viene realizando el Ministerio Público por ilícitos establecidos en el Código Penal”, señala parte de la citación que fue pegada en el domicilio de la exautoridad.


En junio del pasado año, las diputadas Elvira Rojas, presidenta de la Comisión de Gobierno; Sonia Brito, Ayda Villarroell, Juana Quispe y los asambleístas Edgar Montaño, Remberto Calani y Franklin Flores presentaron la demanda ante la Fiscalía por delitos de uso indebido de influencias, negociaciones incompatibles con el ejercicio de sus funciones, incumplimiento de deberes y contratos lesivos al Estado. Ese caso se denomina gases lacrimógenos.


Al ser convocada en calidad de testigo, Longaric no está obligada a asistir con un abogado, pues solo prestará testimonio de las tareas que cumplió como Canciller. En su gestión se designó como Cónsul de Bolivia en Miami, EEUU a la hermana de Arturo Murillo, Jacqueline Mercedes Murillo Prijic.


Entrevistada por Bolivia Tv la excanciller dijo que ese nombramiento fue impuesto desde la Presidencia del Estado y que ella se limitó a cumplir esa orden de la entonces presidenta, Jeanine Áñez.


Jacqueline Murillo fue designada como Cónsul en diciembre de 2019, un mes después que Áñez se hiciera cargo del Gobierno. Arturo Murillo justificó esa designación afirmando que la vida de su hermana corría peligro en el país y que ese nombramiento tuvo carácter humanitario.



 

Comentarios