Escucha esta nota aquí


El movimiento cívico de Tarija y de Potosí se declararon en estado de emergencia por la eliminación de los dos tercios del Reglamento de Debates en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).


La decisión de los legisladores salientes del MAS generó rechazo en la dirigencia cívica de ambos departamentos. “Realmente entraron como un rodillo. Se va analizar el tema hoy para asumir una posición porque no podemos andar al ritmo de ellos”, dijo el presidente del Comité Cívico de Tarija, Claver Sánchez.


A este rechazo se sumó el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Juan Carlos Manuel, al decir que en Potosí están en estado de emergencia y las instituciones afiliadas repudian el accionar del MAS.


En su criterio, los dos tercios deben mantenerse porque Bolivia es un país democrático y  se necesita consensuar con la oposición por el bienestar de la población.


El diputado electo por Comunidad Ciudadana (CC), Edwin Rosas, calificó como una “barbaridad” el hecho de eliminar los dos tercios en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) y pidió al presidente Luis Arce tener la sensatez para no cometer los errores del Movimiento al Socialismo en el pasado.


Con esto retornamos al autoritarismo de siempre en medio de anuncios de procesos penales contra sus adversarios y activistas de redes sociales lanzando feroces amenazas”, lamentó el senador saliente de UD, Fernando Campero.