Escucha esta nota aquí

Cívicos del país y plataformas ciudadanas han reiterado el pedido de renuncia del fiscal general, Juan Lanchipa, por hechos de corrupción y manipulación de la justicia. Incluso hoy por la mañana se informó que una de las denuncias presentadas contra la autoridad nacional había sido recepcionada (aunque no admitida), pero en horas de la tarde, funcionarios del Ministerio Público informaron que oficialmente no habían recibido ninguna denuncia formal contra su titular.

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, es una de las personas que en reiteradas ocasiones ha pedido la renuncia del fiscal general, incluso viajó a la ciudad de Sucre para realizar un pedido formal.

Al respecto, el secretario general de la Fiscalía, Edwin Quispe, condenó las acusaciones que surgen contra Lanchipa, indicando que es víctima de “hostigamiento” por parte de “grupos políticos y del Comité pro Santa Cruz que llegaron a la ciudad de Sucre con fines desestabilizadores”.

Para Quispe, los cívicos y plataformas ciudadanas “solo pretenden generar caos y dudas en la población sobre el trabajo que realiza el Ministerio Público. Recalcó que “es falso que el fiscal general esté influyendo en la administración de justicia, lo que sí es cierto es que estas personas están mediatizando el trabajo del Ministerio Público, están pretendiendo politizar el trabajo de investigación”.

En la víspera, diferentes sectores aseguran que presentaron cinco denuncias contra Lanchipa, mencionan la presunta organización que estructuró en esa instancia y que “tendría la capacidad de nombrar y posicionar a funcionarios en la justicia boliviana”.

“Hemos tenido conocimiento de la presentación de estas presuntas denuncias en contra del Fiscal General, se nota el interés de amedrentar y perseguir al Fiscal General, no entendemos cuál el afán proselitista más que legal, por parte de estos representantes cívicos de la ciudad de Santa Cruz que al parecer no tienen otra tarea más que hostigar la gestión del Fiscal General”, sostuvo Quispe.

Representantes de 13 plataformas ciudadanas se declararon en estado de emergencia y piden la renuncia de Lanchipa, pues lo acusan de manipular la justicia en favor del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Lo acusan de incumplimiento de deberes y de manipular las investigaciones de hechos de corrupción, que no se han investigado de forma inmediata, ni eficiente como es el caso del fraude electoral, los bloqueos durante la pandemia, el caso terrorismo y el caso de pedofilia que involucra a Evo Morales.